Imprimir

11/08/2022. La Policía Local de Caravaca de la Cruz ha intensificado este verano los dispositivos para controlar que motos y motocicletas circulan de forma reglamentaria y con las condiciones técnicas homologadas. Hasta la fecha y como resultado de estos controles aleatorios que se llevan a cabo en vías urbanas, se han interpuesto más de una decena de sanciones y se han retirado de la circulación dos vehículos por incumplir la ordenanza reguladora.

El concejal de Seguridad Ciudadana, José Santiago Villa, ha manifestado que “uno de los objetivos es atajar la alta contaminación acústica que producen estos vehículos que circulan incumpliendo la normativa vigente, ocasionando lógicas molestias a vecinos”. Además, ha señalado que “se controlan otros aspectos importantes para la seguridad vial como son velocidad, el uso del casco, los adelantamientos antirreglamentarios o la documentación necesaria.

Según el Reglamento General de Vehículos, las sanciones por circular con ciclomotores que no se ajustan a los tipos de homologación y características técnicas establecidas van desde los 200 euros en adelante.

Caravaca se suma a la nueva campaña de la DGT

Por otra parte, el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz se ha adherido esta semana a la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para el control de la tasa de alcohol y el consumo de drogas en conductores, que se realiza durante toda la semana y se alargará hasta finalizar la operación especial del 15 de agosto. Para ello, la Policía Local realizará controles en distintos puntos del municipio.

La DGT advierte que el riesgo de sufrir un accidente bajo los efectos del alcohol se multiplica por 11 y hasta por 22 en caso de que se hayan consumido drogas. Entre el 1 de enero de y el 30 de junio de este año murieron por accidente de tráfico en las carreteras de la Región 15 conductores y 7 peatones. Los exámenes toxicológicos post mortem que se realizaron revelaron que el 46, 6 por ciento de los fallecidos en vías interurbanas y urbanas dieron positivo en alcohol, y dos ellos, además, en drogas. En cuanto a los peatones fallecidos en vía interurbana, el 60 por ciento dio positivo en el consumo de alguna sustancia, lo que supone un notable aumento con respecto a 2021, en el que este porcentaje rondaba el 30 por ciento.