Imprimir

25/06/2020. Tras liquidar el contrato con la empresa concesionaria y desprivatizar la gestión del aparcamiento regulado (ORA), el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz realiza los trabajos necesarios para la puesta en marcha de la nueva ordenanza que regula dicho servicio público.

Para ello, se lleva a cabo el repintado de calles que dejan de ser ‘zona azul’ y de las que pasan a ‘zona verde’, así como el cambio de señalización y adaptación de todos los parquímetros con el objeto de adaptarlos a reducción de horario.

La nueva normativa entra en vigor tras la aprobación de la propuesta elaborada desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana y Tráfico en el Pleno del pasado mes de marzo y después de someterse a periodo de exposición pública.

El aparcamiento regulado finaliza todos los días media hora antes, es decir, a las 20.00 horas. Además el precio del bloque de una hora (60 minutos) baja a 50 céntimos. Otros cambios introducidos son que la ‘zona azul’ no estará activa a lo largo del mes de agosto y que se elimina todo el año en los tramos de las calles Simancas y Cartagena desde Ascensión Rosell. Además, las calles Trafalgar y Castilla pasan de ser zona azul a verde, quedando libres en horario de tarde.

 

“Estas novedades -que responden a la voluntad del equipo de Gobierno de atender demandas vecinales de tiempo atrás, compatibilizándolo con la necesaria rotación de vehículos en las zonas comerciales y de servicios en una ciudad como Caravaca que es cabecera de Comarca- han sido posibles con el paso de municipalizar el servicio, que desde 2008 estaba gestionado por la empresa ‘Continental Parking’”, ha recordado el concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, José Santiago Villa.

Este cambio de modelo gestión a pública y directa permite introducir cambios y mejoras sin tener que compensar económicamente a una empresa y, además, todos los beneficios que se obtienen de su gestión repercutirán en beneficio de los caravaqueños, en forma de inversiones directas en obras y proyectos que serán elegidos por los propios vecinos cada año a través de la fórmula de presupuestos participativos.

Las mejoras en el servicio continuarán con la incorporación, a partir de septiembre, del sistema de abono mediante APP móvil, que también permitirá desaparcar, es decir, pagar exactamente por los minutos que consumes y obtener la devolución de lo que sobra.

Por otra parte, en la sesión de Pleno de este mes se iniciarán los trámites para ampliar la ordenanza y que los vecinos residentes en las calles de la ubicación en el casco urbano del mercado semanal no tengan que pagar zona azul ningún lunes del año con la creación del ‘bono amarillo’.